Recursos Humanos de Argentina

Foro de discusion sobre los temas de RR.HH.

Atheln

Compañeros

Image and video hosting by TinyPic
Suscribirse a Profesionales_Recursos_Humanos

Patrocinado por ar.groups.yahoo.com

Publicidad Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic

    Higiene laboral Consideraciones e Importancia del Muestreo Biológico

    Comparte

    Soldevilam
    Admin

    Mensajes : 21
    Puntos : 66
    Fecha de inscripción : 27/01/2010
    Edad : 41
    Localización : Salto Buenos Aires

    Higiene laboral Consideraciones e Importancia del Muestreo Biológico

    Mensaje  Soldevilam el Miér Feb 17, 2010 11:31 am

    Introducción.

    Uno de los principales objetivos de la medicina es prevenir el desarrollo de enfermedades profesionales (1). El control biológico de los trabajadores expuestos a diferentes agentes industriales es de gran importancia en este aspecto, ya sea detectando una exposición excesiva antes de que tenga lugar un cambio biológico significativo o descubriendo una alteración biológica aun reversible y que no haya causado daño en la salud. El control biológico sólo es posible cuando se dispone de suficiente información toxicológica sobre el mecanismo de acción y/o el metabolismo de las sustancias a las que el trabajador puede estar expuesto. Desgraciadamente existe una gran falta de información sobre la mayoría de los agentes químicos, en parte debido a la utilización de productos nuevos antes de hacer un estudio toxicológico sobre ellos.
    Una vez conocidos los aspectos toxicológicos básicos (mecanismos de acción, metabolismo) y un parámetro toxicológico útil (un metabolismo en orina, actividad de una enzima...), antes de que se pueda realizar un control biológico rutinario de los trabajadores, son necesarios una serie de prerrequisitos (1):

    1. Si el parámetro se va a utilizar para evaluar la intensidad de una alteración biológica (por ejemplo la inhibición de la pseudocolinesterasa en sangre) es necesario conocer la incidencia sobre la salud del cambio biológico medido (por ejemplo correlación con la actividad de la colinesterasa en el cerebro) con el fin de poder proponer un valor límite para el parámetro.
    2. Si el parámetro se va a utilizar para medir la cantidad de tóxico que alcanza el organismo (vía pulmones, piel, aparato digestivo) o la que se retiene, es necesario conocer la relación entre estas cantidades y la velocidad de variación del parámetro biológico. La situación se puede complicar cuando el metabolismo del compuesto depende de la vía de entrada, como ocurre con el etil benceno.
    3. Cuando se intenta medir la cantidad de tóxico que alcanza el organismo, la relación a la que se refiere el punto 2 debe establecerse para niveles de exposición por debajo de los límites permisibles de forma que se puede establecer un valor límite biológico.
    4. Por razones prácticas, el parámetro seleccionado debe ser lo suficientemente estable para permitir el almacenamiento de las muestras biológicas durante un cierto período de tiempo y su determinación debe poder realizarse en un período de tiempo razonable, mediante una técnica no demasiado sofisticada.
    5. La precisión y exactitud del método de análisis deben ser aceptables.

    Niveles de Organización.

    Se pueden distinguir cuatro niveles en la organización de la prevención de la salud y su interacción con el ambiente: micro-, meso-, macro- y mega- (2).
    En el micronivel se encuentran los individuos y sus familias. Es el nivel de la medicina preventiva y curativa individual. El control biológico se puede aplicar en la evaluación del metabolismo de fármacos durante la terapia y también en la determinación de alcohol en el aire espirado y sangre.
    En el mesonivel se estudian grupos sociales: colegios, industrias, oficinas. En este nivel es donde se controla biológicamente a los trabajadores.
    En el macronivel se encuentran grupos más heterogéneos, por ejemplo los habitantes de una región, ciudad o nación. En este nivel el control biológico, es una herramienta en los estudios de salud pública.
    En el meganivel se encuentran organizaciones internacionales como la O.M.S. que ha realizado estudios sobre los niveles de plomo, cadmio y mercurio en sangre y orina en varias partes del mundo.

    Ventajas del Control Biológico.

    Las principales ventajas del control biológico contra el control ambiental se pueden resumir en (2):

    1. El control biológico es mucho más adecuado para determinar los grupos con mayor riesgo.
    2. Puede ser mucho más sensible estimar la exposición externa utilizando el cuerpo humano con un muestreador que utilizando otros aparatos de mediada ambiental. Esto ocurre, cuando la vida media biológica no es demasiada corta, sino mayor de, por ejemplo, 5h. En este caso la variabilidad de los parámetros biológico es mucho menor que la variabilidad en los parámetros ambientales.
    3. El control ambiental no tiene en cuenta la carga de trabajo ni el volumen respiratorio. Con la misma exposición externa, la exposición interna es mayor cuando se desarrolla una actividad física que es durante el descanso. Por otra parte, el control ambiental no da ninguna indicación sobre la adsorción a través de la piel.
    4. Las personas están expuestas a varias rutas, pero desde el punto de vista del efecto sobre la salud interesa conocer la carga total y no la carga de a través de una sola ruta.
    5. El control ambiental durante la jornada de trabajo no da ninguna información acerca de la exposición durante el tiempo diario de descanso.
    6. El control ambiental sólo da una idea aproximada de la dosis real recibida y del nivel de exposición interno. Cuando se esta expuesto a un contaminante hay una serie de procesos (absorción, distribución, metabolismo y eliminación) cuyos mecanismos están en gran parte determinados por las características individuales. Así, por ejemplo, en un estudio realizado con voluntarios a tricloroetileno y 1, 1, 1-tricloroetano se encontró una relación lineal entre ciertas medidas antropométricas como el peso del cuerpo y la cantidad de disolvente adsorbido. De hecho, estas medidas antropométricas han sido utilizadas por algunos autores para corregir datos urinarios. En el mismo estudio, uno de los voluntarios mostraba mayores niveles de tricloroacético en sangre y menores en orina que el resto, lo que indica una farmacocinética diferente, quizás como resultado de una mayor capacidad de unión a proteínas plasmáticas.
    El control biológico puede en algunos casos suministrar información acerca de los efectos sobre la salud y en cualquier caso, es la única manera de considerar las características individuales del sujeto expuesto.
    7. Una ventaja adicional del control biológico es que no sólo permite la medida simultánea de varios parámetros en la misma muestra, como puede ser en el caso en la exposición conjunta a disolventes y metales, sino también la determinación de otros parámetros relacionados con la salud hemoglobina, colesterol, bilirrubina.
    8. Por último, el control biológico requiere menos tiempo e instrumentación que el control ambiental.

    Limitaciones del Control Biológico.

    A pesar de los puntos comentados anteriormente, el control biológico tiene una serie de limitaciones que hay que tener en cuenta (2):

    1. El hecho de tener que tomar muestras de fluido biológicos a las personas tiene el inconveniente de poder crear un cierto malestar a esas personas.
    2. No siempre es posible encontrar un parámetro biológico adecuado para medir la incidencia de cierto contaminante.
    3. Los valores normales en personas no expuestas de los parámetros biológicos medidos tienden a disminuir a medida que se utilizan técnicas analíticas más selectivas.
    4. No se puede aplicar el control biológico para sustancias que no aparecen en los fluidos corporales, como ocurre con sustancias que actúan superficialmente como el cloro, ozono, cloruro de hidrógeno y anhídrido sulfuroso.
    5. La exposición externa puede variar mucho con el tiempo y cuando al mismo tiempo ejerce un efecto agudo sobre la salud o su vida media es muy corta puede no ser de utilidad un control biológico rutinario.

    En el Apéndice II se han recogido una serie de Valores Límites Biológicos (BTLV’s) adaptada a Lauwerys (4) y los propuestos por la ACGIH para 1986-87 (5).

    Criterios de la ACGIH.

    Los Índices de Exposición Biológicos (BEI’s) de acuerdo con la ACGIH (5) representan niveles de alerta de la respuesta biológica a un compuesto químico o del propio compuesto o alguno de sus metabolitos en tejidos, fluidos biológicos o aire espirado de trabajadores expuestos, independientemente de la vía de entrada del compuesto en el organismo. La introducción de lo BEI’s es un paso más en la evolución del concepto de los TLV’s y suponen una herramienta adicional para proteger al trabajador. El uso de estas medidas esta limitado principalmente por dos motivos: 1) el amplio rango de respuesta individual a una sustancia y el amplio rango de concentraciones “normales” y por otra parte 2) la falta de métodos analíticos específicos de suficiente sensibilidad en mucho de los casos.
    Del mismo modo que los TLV’s representan una medida de la composición del ambiente externo, los BEI’s son una medida de la cantidad de tóxico absorbido en el organismo, particularmente útil en el caso de sustancias que penetren a través de la piel.
    Los valores recomendados por la ACGIH están basados bien en estudios epidemiológicos o bien determinados como bioequivalentes a los TLV’s mediante análisis farmacocinéticas de datos de exposición controlada en humanos. Por supuesto, dado que tanto la eliminación de un compuesto como de sus metabolitos y los posibles cambios biológicos inducidos por éstos son sucesos cinéticos, los valores de los BEI’s están estrictamente establecidos para una exposición diaria de 8 horas y para un momento determinado en la recogida de la muestra.
    Para la correcta aplicación de los BEI’s es necesario tener en cuenta una serie de factores como son:

    -Cambios en la actividad física.
    -Cambios en las condiciones ambientales (altitud, temperatura, dieta).
    -Cambios producidos por la ingestión de agua.
    -Cambios en las funciones biológicas por enfermedad persistente o alteración congénita.
    Por último, hay que considerar que concentraciones superiores a los BEI’s no tienen necesariamente que indicar la presencia de una enfermedad, pero si estos valores altos precinten es conveniente la consulta médica así como la revisión del puesto de trabajo.

    Corrección de los Límites de Exposición permisibles en función de la Carga de Trabajo.

    De manera similar a como en el capítulo anterior se corregían los límites de exposición para distintas jornadas de trabajo, en función de la cantidad de tóxico acumulado en el organismo al fin de un cierto tiempo, Droz y Fernández (3) sugieren una modificación de los niveles ambientales permisibles en función de trabajo físico efectuado, que lógicamente afectará a la cantidad de sustancias acumulada en el organismo.
    Una exposición a una concentración igual al TLV en condiciones normales de trabajo, conlleva una cierta acumulación de tóxico en el organismo que se supone no presentar efectos adversos para la salud. Si para la misma concentración ambiental, el tipo de trabajo es tal que se necesita un esfuerzo físico considerable, la acumulación del tóxico en el organismo aumentaría pudiendo llegar a superar la considerada sin efectos adversos, por lo que será necesario reducir el TLV de acuerdo con las condiciones de trabajo. Droz y Fernández demuestran que tanto si el propio disolvente o uno de los metabolitos es el agente tóxico, la ecuación 1 permitiría una estimación aproximada del factor de corrección del TLV para mantener la concentración alveolar constante:


    1 +M
    VA
    TLV
    TLVo 1+ M
    VºA







    Donde:

    VA: Ventilación alveolar.
    TLVo: TLV en condiciones normales de trabajo (VºA: 7 L/min.)
    TLV: TLV corregido para las nuevas condiciones de trabajo.
    M: Es un coeficiente propio de cada sustancia que depende de la solubilidad de la sustancia en sangre, de las propiedades de los tejidos donde el disolvente se biotransforma y de las características de los sistemas enzimáticos implicados, al que los autores denominan aclaración metabólico aparente. El valor de M aumenta al aumentar la solubilidad en sangre o al aumentar la velocidad de biotransformación.
    En la Figura 1 se ha representado el factor de corrección del TLV frente al aclaración metabólico aparente, para varios tipos de esfuerzos físicos. Como se ve en esta figura, en el caso de una sustancia poco soluble en sangre y/o poco metabolizada, el factor de corrección es mucho más pequeño que para sustancias con valores de M mayores.



    Fig. 1.- Factor de corrección del TLV en función de M para cuatro tipos de esfuerzos físicos según la escala de Slough

    Bibliografía.

    1. Lauwerys, R. Scand. J. Work Environ. Health. 1, 139 (1975).
    2. Zielhuis, R. L. Scand. J. Work Environ. Health 4, 1 (1978)
    3. Droz, P. O. Fernández, J. G. I Int. Arch. Occup. Environ. Hlth. 38, 231
    4. Lauwerys, R. Buchet, J. P. Roel, H. Cahiers de Medecine du Travail. 17, 91 (1980).
    5. Threshold Limit Committee. Threshold Limit Values and Biological Exposure Indice for 1986-1987. American Conference of Governmental Industrial Hygienists. ISBN 0-936712-69-4.
    sunny[url][/url][url][/url][img][/img][img][/img][img][/img][img][/img]

      Fecha y hora actual: Jue Dic 08, 2016 4:52 am