Recursos Humanos de Argentina

Foro de discusion sobre los temas de RR.HH.

Atheln

Compañeros

Image and video hosting by TinyPic
Suscribirse a Profesionales_Recursos_Humanos

Patrocinado por ar.groups.yahoo.com

Publicidad Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic

    El supervisor y la charla diaria de seguridad III

    Comparte

    Admin
    Admin

    Mensajes : 275
    Puntos : 738
    Fecha de inscripción : 26/01/2010

    El supervisor y la charla diaria de seguridad III

    Mensaje  Admin el Lun Feb 15, 2010 12:01 pm

    PREPARARSE ANTES DE DAR UNA CHARLA DE SEGURIDAD
    PREPARARSE ANTES DE DAR UNA CHARLA DE SEGURIDAD
    Seguramente todos los supervisores y la mayoría de los trabajadores han asistido a muchas charlas y cursos en la empresa, por lo tanto es probable que alguna vez haya escuchado a una persona que no estaba bien preparada. Posiblemente recordará que fue insoportable tener que escucharle, bostezaba y quería irse. Lo más probable es que esa persona estaba nerviosa, no sabía que decir, se equivocaba permanentemente, repetía algunas palabras, etc.
    ¿Ha pensado alguna vez que quizás algunas de sus charlas son también insoportables para sus trabajadores?
    Usted puede cambiar definitivamente esa situación y conseguir que sus trabajadores soporten con agrado el tiempo que usted dedica a suministrarles información. Todo lo que tiene que hacer se reduce a poner en práctica las recomendaciones siguientes.
    o Es necesario que usted posea todos los datos esenciales sobre el tema del que va a hablar.
    o No trate de engañar a sus trabajadores o compañeros de trabajo con datos incorrectos o falsos porque posiblemente perderá el respeto de ellos y no le prestarán más atención.
    o Datos, datos, datos, .., necesita saber lo más posible sobre su tema, antes de poder hablar como una autoridad. Recuerde, se supone que usted es el que más conoce del tema a presentar.
    Naturalmente habrá veces en que usted tendrá que decir, "bueno, esa es una buena pregunta, pero no tengo información al respecto, voy a consultarla con alguien y mañana mismo daré la respuesta ". También, si se ha preparado bien, tenga confianza en su habilidad para hablar ante los trabajadores o sus compañeros, el reconocimiento inspira confianza.
    Pero lo más importante de todo es que hay que desarrollar una buena habilidad para hablar ante nuestros compañeros de trabajo, para eso es fundamental la práctica.
    Generalmente, todos los buenos conferencistas necesitan mucha práctica, práctica, y más práctica. Si tiene confianza con alguien del grupo que lo escucha, dígale que trate de observar los errores que usted comete cuando habla con ellos, esto será una buena fuente de información para usted y de esa forma poderlos corregir. Especialmente corregir las "muletillas" o palabras repetidas como: eeeehhh, aaaahhh, osea, digamos, ¿me entienden?, etc.
    Las personas que se preparan y se entrenan para hablar en público mejoran significativamente sus presentaciones y logran impresionar con mucha más efectividad a su audiencia. Uno de los puntos que siempre se menciona como muy importante es conocer al grupo. Aunque sea siempre el mismo grupo de trabajo o audiencia a la que usted se deba dirigir, las necesidades de los trabajadores cambian continuamente, como cambia la vida. No dé por supuesto que conoce esas necesidades. De vez en cuando, piense si la información que piensa darles es adecuada para satisfacer estas necesidades.
    Trate de hacer de alguna forma un contacto sentimental con su grupo de trabajo. Esto les demostrará que usted esta interesado en ellos. Este requisito es especialmente importante en el aspecto de la motivación. Si usted muestra interés en las necesidades sentimentales y afectivas de su grupo de trabajo, ésta se verá forzada a retribuir de alguna forma su interés, y se manifestará escuchándole con más atención.
    Nunca pierda de vista su objetivo principal cuando esté hablando. Por esa razón de vez en cuando debe preguntarse a sí mismo, ¿Tiene algún interés para ellos lo que les acabo de decir o lo que les voy a decir?

    Algunos supervisores tienen el mal habito de mencionar al principio de sus exposiciones el punto principal sobre el que van a hablar y luego rellenan con algo inconsistente o de poco interés y terminan hablando de algo que no tiene nada que ver con el objetivo principal. Para evitar este error común, es muy conveniente mantener en la mano, mientras se está hablando, un papel en el que estén de lineados escuetamente los puntos principales que se quieran tratar. Aunque lleve mucha información escrita no olvide que es una charla, no una lectura.
    Periódicamente es recomendable preguntar al grupo de trabajo o audiencia si se está siendo claro en lo que se está diciendo, y preguntarles si tienen algo que desearían que expusiera con más detalle, invite a participar y dar opiniones. De esta forma se asegurará que van entendiendo, aceptando y asimilando los puntos principales.
    Se han escrito muchos libros sobre cómo hablar en público con efectividad. En realidad, el arte de hablar en público es un arte difícil que requiere mucha práctica. Muy pocos nacen con la habilidad requerida para hablar en público con efectividad. Los conferenciantes más famosos que ha habido y hay en este mundo, se han forjado y se forjan con un entrenamiento constante.
    Estos conferenciantes ponen atención hasta en los detalles más mínimos. Saben que cualquier interrupción y cualquier paso en falso pueden hacerle perder a su audiencia la concentración y la continuidad de la exposición.
    En resumen, usted puede conseguir que sus trabajadores hagan comentarios satisfactorios sobre charlas y esperen con ansiedad sus presentaciones. Todo lo que tiene que hacer es practicar, practicar, y si le queda tiempo practique.

      Fecha y hora actual: Jue Dic 08, 2016 4:51 am