Recursos Humanos de Argentina

Foro de discusion sobre los temas de RR.HH.

Atheln

Compañeros

Image and video hosting by TinyPic
Suscribirse a Profesionales_Recursos_Humanos

Patrocinado por ar.groups.yahoo.com

Publicidad Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic

    ¿Por qué los empresarios prefieren a Moyano a pesar de sus reclamos?

    Comparte

    Admin
    Admin

    Mensajes : 275
    Puntos : 738
    Fecha de inscripción : 26/01/2010

    ¿Por qué los empresarios prefieren a Moyano a pesar de sus reclamos?

    Mensaje  Admin el Jue Abr 29, 2010 9:09 am

    Los industriales saben que un fenómeno nuevo y “preocupante” está surgiendo en el seno de sus empresas. Después de los conflictos del año pasado, en el que los trabajadores de Kraft y el subte realizaron enérgicas medidas de fuerza sin el aval de la CGT, las principales cámaras empresarias del país llegaron a la conclusión de que la creciente apertura del modelo sindical, tras los fallos de la Corte, les está generando un perjuicio significativo.


    Por ello, cuando llegue al país a principios de mayo una misión de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), le reclamarán que se establezca un tope de delegados en las fábricas con el argumento de que la proliferación de sindicalistas incrementa la conflictividad laboral.

    “Cuando venga la OIT le vamos a solicitar que haya un número máximo de representantes gremiales. Ya por ley tengo varios protegidos y además se suman los colaterales, que tienen estabilidad propia, porque me ordenan reincorporarlos. Hay más delegados que trabajadores”, advirtió irónicamente el vicepresidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), Daniel Funes de Rioja durante la conferencia de iProfesional.com “La Argentina laboral”.

    El representante de los industriales se refirió así a fallos como el que la semana pasada aprobara la sala VII de la Cámara Nacional del Trabajo, cuando resolvió la reinstalación de tres trabajadores que habían sido despedidos por una empresa tras haber creado una asociación sindical sin personería gremial.

    Actualmente existen representantes sindicales sólo en un 20% de las compañías del país. Sin embargo, las autoridades de las principales cámaras se muestran inquietas porque la mayoría de ellos se concentran en las firmas más grandes. Y además porque observan un florecimiento de dirigentes y sindicatos, en los últimos años, menos conciliadores que los de la CGT y que, en algunos casos, debido a fallos recientes de la Justicia, también pueden ser electos como delegados, negociar paritarias, cobrar una cuota a sus afiliados y gozar de tutela sindical, lo que los protege mientras perdure su fuero gremial ante la posibilidad de ser despedidos.

    “La pluralidad sindical tal vez funciona en los cantones suizos, pero acá genera incertidumbre”, reconoció a iProfesional.com, y a título personal, uno de los principales líderes industriales que prefirió reservar su identidad.

    Moyano querido
    Una de los motivos por los cuales las comisiones internas díscolas no son bien vistas en el mundo empleador es por las dificultades que los directivos encuentran a la hora de entablar negociaciones con dichas organizaciones. En cambio, los ejecutivos se sienten cómodos con los sindicatos que poseen la personería porque conversan con ellos desde hace décadas y además existen acuerdos y cláusulas de solidaridad, que representan beneficios para dichos gremios.

    “Vos cerrás acuerdos con alguien que maneja el sector y tiene representación nacional, alguien que firma y cumple. Si a veces te cuesta cerrar con un gremio, imaginate cuando tenés cuatro en un mismo sector”, señaló el empresario de la UIA.

    Este escenario, en donde la entidad fabril también alerta sobre el “gremialismo salvaje”, es lo que hace inclinar a muchos empresarios a favor de las convenciones colectivas de trabajo que hoy acapara la CGT. “Yo prefiero discutir con ellos”, dijo la fuente consultada, en referencia a la central obrera que dirige Hugo Moyano.

    En la actualidad, la confederación del líder camionero representa a cerca de 3.000.000 de afiliados y la CTA a casi 1.600.000, aunque en el último caso no todos son trabajadores. De este modo, ambas centrales sindicales no son suficientes para contener una masa crítica de aproximadamente 15.000.000 de asalariados.

    Pese a la creciente disputa dentro de la CGT entre kirchneristas y peronistas disidentes, los industriales están satisfechos con el papel que la misma cumplió durante la reciente crisis en la que, según la UIA, el empleo del sector se redujo sólo en unos 60.000 puestos, lo que equivale a un 8 por ciento.

    “En 2009 lo que hubo fue una merma de horas de trabajo, se sacrificaron más horas que puestos. Y para ello hubo diálogo, los sindicalistas entendieron”, sostuvo Funes de Rioja, en referencia a las negociaciones que hubo con los gremios de la central obrera para aplicar suspensiones, a cambio de que no hubieran despidos.

    Bajo la lupa de la OIT
    El temor del empresariado a que se profundice el llamado “boquete judicial” en el modelo sindical, basado en la ley de Asociaciones Sindicales (23.551), coincide con la creciente presión que está ejerciendo la OIT, un organismo de la ONU, a favor de la libertad gremial en la Argentina.

    En efecto, una misión preliminar de la Organización Internacional del Trabajo visitará el país entre el 3 y el 7 de mayo para entrevistarse con sindicalistas, empresarios y miembros de los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial. La presencia de la comitiva fue solicitada por el Gobierno para recibir asesoramiento sobre cómo compatibilizar las normas locales con los pactos firmados a nivel internacional, y evitar sanciones del organismo.

    Según el Informe de la comisión de expertos, que será presentado este año en la 99 conferencia de la OIT, la Argentina necesita “asistencia técnica” en el convenio 87, que garantiza a los trabajadores “la libertad de crear y asociarse a la organización que consideren más conveniente”. A pesar de haber incorporado dicho pacto en dos tratados con jerarquía constitucional y ratificarlo en 1960, el país nunca lo respetó plenamente.

    Por ello, el organismo internacional le pide al Ejecutivo que indique si derogó o modificó el artículo 41 de la Ley de Asociaciones Sindicales que, según una sentencia de la Corte Suprema del 2008, viola el derecho a la libertad de asociación gremial que también está amparado por el artículo 14 bis de la Constitución Nacional.

    La Justicia lo declaró inconstitucional por discriminar a las entidades simplemente inscriptas, al exigir que «los delegados del personal» y los integrantes de «las comisiones internas y organismos similares» estén afiliados «a la respectiva asociación sindical con personería gremial y sean elegidos en comicios convocados por ésta».

    Según datos oficiales, más de la mitad de los 2.820 sindicatos existentes no posee personería gremial.

    En este contexto, la comisión de la OIT “lamenta” que desde el año 2005 se encuentre pendiente de resolución el pedido de «personería gremial» de la CTA .

    Y además, reclama que el Gobierno elabore un proyecto de ley que convalide en su totalidad el convenio 87. Desde el Ministerio de Trabajo aseguraron a este medio que no hay ninguna iniciativa en carpeta. Sin embargo, si bien es difícil que el Ejecutivo le otorgue el reconocimiento a la CTA, el líder de los aeronáuticos y diputado Ariel Basteiro especula que el oficialismo podría introducir cambios a la ley de Asociaciones Sindicales para satisfacer a la OIT, con quien la presidenta Cristina Kirchner procura mantener una buena relación luego de impulsar, junto a su par Lula Da Silva, el ingreso de ese organismo al foro del G-20.

    En cambio, en la cúpula de la CTA son más pesimistas y temen que la convocatoria del organismo multilateral por parte del Ejecutivo sea una “puesta en escena” para preservar el modelo de unicidad sindical que favorece a la CGT.

    “Se va a tratar de mostrarle a la OIT que se ha hecho algo y eso puede incluir un paquete de medidas, pero es para evitar que el caso argentino se aborde en la conferencia internacional. Es difícil que salga un proyecto, la CGT tiene un poder impresionante y el Gobierno no puede prescindir de ese aliado”, reconoció a iProfesional.com Héctor García, asesor legal de la conducción de la CTA y abogado de la misma entidad.

    El debate en el Congreso
    La discusión sobre la libertad sindical también se instaló en la Cámara de Diputados. Allí un grupo de legisladores del bloque Nuevo Encuentro y cercanos a la CTA, entre los que se encuentra Basteiro, elevaron en marzo un proyecto a la comisión de legislación laboral para promover que los fallos judiciales a favor de los sindicatos simplemente inscriptos sean reconocidos en la Ley de Asociaciones Sindicales, a tono con las recomendaciones de la OIT.

    La UCR, que es la segunda fuerza en el recinto, podría apoyarlo según informaron desde el bloque a este medio, y la Coalición Cívica –cuarta fuerza- también.

    En tanto, el oficialismo y el peronismo disidente ya adelantaron que rechazarán la iniciativa de Basteiro. Los primeros por su relación con la CGT y los segundos por sus vínculos con las 62 organizaciones que dirige el líder duhaldista de los trabajadores rurales, Gerónimo Venegas.

    La CGT se opone porque considera que el gremio más representativo es el que debe tener “derechos exclusivos”.

    “Los delegados tienen la misma protección en un establecimiento de 1000 trabajadores, que en aquellos lugares donde son votados sólo por 55 empleados. Esto no es razonable”, dijo el abogado de la CGT y diputado oficialista, Héctor Recalde, durante la conferencia de iProfesional.com.

    Recalde señaló que “la democracia sindical significa que haya gremios fuertes con pluralidad interna, como en Kraft”. Allí la comisión interna es opositora a la conducción del gremio del cegetista Rodolfo Daer y el año pasado llevó adelante una fuerte protesta por la reincorporación de 155 operarios despedidos.

    No obstante, fuentes especializadas en la materia señalan que en muchos casos las minorías no están representadas en los sindicatos debido a que, por estatuto, la lista ganadora en las elecciones acapara la totalidad de los cargos de la comisión directiva.

    Juan Manuel Barca
    ©iProfesional.com

      Fecha y hora actual: Lun Dic 05, 2016 5:27 am